sábado, 25 de mayo de 2013

Sobre el 1er Taller Territorial Central de Medios Cubanos en Red

El nombre de este blog deja claro la intención que persigo con el mismo, dejar constancia de eventos y descubrimientos a los que accedo muchas veces por casualidad; es decir, de chiripa. Los gurús de la blogosfera aconsejan que cuando se va a dar vida una bitácora se tenga claridad, al menos, de los primeros temas que se convertirán en post; yo contrariando todo sentido común abrí este espacio sin tener idea de que escribiría en el mismo. ¿Cómo prever la casualidad? Por suerte el destino me ayudó cuando fui invitado este sábado a la Escuela de Provincial del Partido Carlos Baliño para participar en – algo que al principio no sabía qué era, y resulto ser – el 1er Taller Territorial Central de Medios Cubanos en Red.

Presencie como los participantes en el Taller, periodistas en su mayoría, discutieron diferentes tópicos sobre esa parte de los medios sociales que les pertenece. Facebook, Twitter y la blogosfera fueron los ejes sobre los que giraron las intervenciones, aunque más de uno advirtió que el gremio debía ampliar el diapasón usando otras herramientas que no son suficientemente explotadas. Roberto Montesino, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central de Partido aportó también al debate. La profesora de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, Carmen Milagros Martín, conferencista invitada al Taller, hizo balance de las luces y sombras que el trabajo en la Red presenta en el territorio. Para ser este un Primer Taller fue muy productivo, sin embargo tengo que admitir que me quedé con ganas de más.

El tema del impacto y defensa de Cuba en la Red no es nuevo, tampoco el interés del PCC y la UPEC, principales organizadores del evento; en los retos, oportunidades y peligros que representa internet para el sistema en el archipiélago. Sin embargo presiento a veces que el desconocimiento y los temores al entorno digital no le permite a algunos articular un discurso continuo y coherente sobre el ciber-quehacer actual. Por ejemplo, en los OBJETIVOS DE TRABAJO DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA APROBADOS POR LA PRIMERA CONFERENCIA NACIONAL solamente los Objetivos 52 y 69 hacen alusión directa al trabajo en la Red bajo las eufemísticas frases “Aprovechar (…) tecnologías de la información y las comunicaciones…” y “Reflejar a través de (…) la prensa escrita y digital…” respectivamente. Aunque lo planteado en otros objetivos también funciona para el trabajo en el entorno digital considero que debemos tomarnos más en serio el desafío, ser más explícitos e inclusivos en lo que se quiere lograr. La única forma de acometer esta lucha es integrando a los diferentes actores social-digitales que se mueven en internet; la UPEC puede jugar un papel central y gravitatorio en la pelea pero no pretender ganarla sola. La participación en los espacios digitales no se limita a un gremio específico, por lo que cualquier estrategia que se proyecte debe salirse de los marcos de una organización en particular y tener en cuenta a los diversos profesionales e intelectuales que hoy están construyendo consensos desde la Red.

Muchos de los temas que no logran abrirse paso en los medios tradicionales han migrado a las plataformas digitales, erigiéndose estas en verdaderas plazas públicas donde se moldea hoy – a pesar de las limitaciones en la conectividad – una parte significativa de la opinión pública cubana y sobre Cuba. Para nadie es un secreto que la lucha contra el burocratismo, el secretismo, el racismo, etc. es más enconada, pero más productiva, en el entorno digital que en los medios tradicionales. La Red no tiene las limitaciones de espacio que si poseen los medios tradicionales y los “filtros” son menos agresivos, por lo que “cualquiera” puede tener su blog, su facebook, su twitter, etc. y desde ahí emitir criterios diversos, con diferentes niveles de impacto.

Alguien podría pensar que tres personas en torno a una plataforma digital no pueden marcar la diferencia, sin embargo ya estamos asistiendo al derrumbe de esa errónea idea. Con la necesaria y anunciada apertura de la Red para la Cuba profunda las cosas van a cambiar mucho y los actores políticos tienen que prepararse para los nuevos escenarios, por suerte algunos dirigentes ya están dando pasos seguros en este sentido. Si se quiere que el ejercicio de la política en el entorno digital de frutos entonces este debe desarrollarse bajo los principios de la inclusión, la historia ha demostrado que con doce hombres se puede comenzar una guerra, pero la victoria solo se alcanza cuando se suma una masa más grande.